Reciclaje o no está muerto quien pelea

El reciclado nace como una necesidad de cuidado ambiental y se propaga como un sistema de ahorro económico.

Existe un principio básico para referirse al ciclo energético que dice: “Nada se pierde, todo se transforma”. Desde esta perspectiva, la actividad del reciclado adquiere mayor significación, y es posible afirmarse que el reciclaje consiste en la re utilización de componentes en un ciclo productivo que los destina al descarte.

¿Todo se puede reciclar?

Si bien no todos los objetos o productos son reciclables, existe una gran cantidad de los elementos, insumos o componentes con los que nos vinculamos diariamente que pueden ser reformulados y vueltos a poner en ese circuito cotidiano de la funcionalidad. Aún aquellos que uno cree al límite de la desaparición.

¿Por qué se impulsa el reciclaje?

Las políticas que emprenden actividades vinculadas con el reciclaje responden a una mirada de cuidado y respeto por el medio ambiente. El reciclado mantiene en actividad elementos que de otra manera formarían parte de la basura que preocupa por su gran incremento constante y su alto efecto contaminante. También existe la filosofía del empoderamiento de la cotidianidad; que uno puede pensar, repensar y decidir qué sirve, cuándo y cómo. Así, los ciclos «vitales» de las cosas pueden ser repensados.

¿Qué reciclar?

Si sos de los que entienden que el medio ambiente también nos pertenece y que es necesario dedicarle el mismo cuidado que uno le brinda a su casa, a su trabajo o a su familia, no podés esperar más. ¡Tenés que convertirte en un reciclador activo! Se puede reciclar y reutilizar diversos materiales; papel, plástico y pueden someterse a diversos tratamientos para convertirlos en otros objetos. Pero reciclar también, puede consistir en reformular esa prenda de vestir que está en tu ropero. Reciclar también puede consistir en restaurar viejos muebles; repararlos, lijarlos y pintarlos de colores nuevos.

Con imaginación, constancia y sensibilidad todo puede ser renovado, y de esta manera no sólo estarás colaborando con el medio ambiente, también estarás dándole la oportunidad a ese elemento de ponerse nuevamente al servicio de lo cotidiano.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Durante la crisis socioeconómica argentina del 2001, muchas familias pudieron sobrevivir gracias a la política del reciclaje de papeles y cartones.
  • Con el tiempo, los grupos de reciclaje se organizaron en sociedades cooperativas.

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin