San Martín, independentista latinoamericano

Una personalidad impactante, decisiva y fundamental que cambió el curso de la historia americana.

Metódico, tenaz, sobrio de costumbres, modesto y con una moral intachable Don José de San Martín tiene sellado su nacimiento en Yapeyú, provincia de Corrientes en 1778. Es considerado uno de los patriotas más ilustres de América porque, además de ser el reconocido libertador, mantuvo una presencia pública desinteresada que tuvo como norma invariable desentrañar toda la Pampa sin guerras civiles y respetando la autodeterminación de los pueblos.

Pasajes de la Historia

Con 8 años, San Martín es llevado por sus padres a España donde comienza un tiempo después su carrera militar en la cual asciende en cargos, responsabilidad y formación hasta alcanzar, con alrededor de 25 años el grado de teniente coronel.
Hacia 1808 las tropas de Napoleón invaden la Penísula Ibérica y José Bonaparte, hermano de Napoleón, es nombrado rey de España cuando Fernando VII es tomado prisionero. En ese contexto San Martín despliega sus habilidades militares y lucha en defensa de España contra los franceses. Es el momento en que toma también contacto con las ideas revolucionarias y liberales que pugnaban por la independencia americana. Mientras tanto, en América había estallado la revolución emancipadora por lo que en 1812 arriba a Buenos Aires. En ese momento se le encomienda la formación de un regimiento de granaderos y para 1813 se le otorga la jefatura del ejército del Norte puesto en el que habría de remplazar a otro noble prócer, Manuel Belgrano.
San Martín llevaba el plan de atacar a los ejércitos realistas de Chile y Perú para lograr un movimiento independentista latinoamericano. Pero una derrota en Vilcapugio y Ayohuma detuvo parte del plan por lo que la posibilidad de avanzar sobre Lima quedaba prácticamente cerrada. Fue entonces que en Mendoza, José de San Martín se dedica a organizar el ejército libertador. Tenía el proyecto de invadir Chile cruzando la Cordillera de los Andes y expulsar a los españoles de Chile. Desde allí avanzar hacia Perú y brindar la paz y la libertad esperada.

La ansiada liberación

En 1816 se aprobó su plan para liberar Chile y Perú, anhelo que se vio realizado cuando el 14 de febrero de 1817 se proclamó la independencia de Chile. Por su parte, la independencia de Perú se logró en 1821. Allí se queda San Martín hasta lograr una pacificación. Tras esa tarea se retira de la vida pública y se dirige a Europa.

El cruce de los Andes

La idea militar de alcanzar Chile y Perú a través del cruce de los Andes es una de las ideas más revolucionarias que puede haberse oído en la historia de América y hasta en la historia mundial también. Era una verdadera apuesta que ponía en riesgo a gran parte de los integrantes de la expedición y aún así, habitantes comprometidos con una causa se sumaron a tal arriesgado peligro. Hoy en día se vuelve a hacer el cruce de los Andes a modo de expedición, pero con una suma de comodidades y facilidades que no son en absoluto las que configuraron aquel primero arrojo sanmartiniano.
La tropa la formaban alrededor de 3800 soldados argentinos que para cruzar lo hicieron con 1600 caballos y 10.600 mulas. Entre las armas se encontraban 22 cañones, 2000 tiros de cañón, 1129 sables y 5000 fusiles de bayoneta. Sin dudarlo todo un plan que se completaba con alimentos regulados y gran cantidad de mantas por el frío intenso. Varias teorías se manejan sobre la salud de San Martín en el momento del cruce de los Andes, si lo hizo en camilla o no poco agrega a la cuestión, lo cierto es que lo afectaba una fuerte oclusión respiratoria que no hace más que enaltecer su fuerza y vigor militar.

Prócer y verdadero referente de un alma poderosa pero desinteresada del poder, la fama Don José de San Martín se sigue recordando cada 17 de agosto -fecha en que durante el 1850 abandonó este mundo- con el «Libertador de América«.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • San Martín era un gran artista; mientras estuvo en España tomó clases de guitarra y canto. Además era un excelente pintor. El decía que si en la carrera militar no le iba bien, iba a vivir de la pintura.
  • Para que se integrara a la sociedad, a San Martin había que casarlo. Se casó a 34 años con Remedios de Escalada que tenía 15 años.
  • El mausoleo donde descansan los restos del General San Martín se encuentra en la Catedral Metropolitana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • San Martín muere en Francia donde se encontraba radicado desde 1831. Había intentado regresar a Argentina en 1829, pero las guerras civiles lo alejaron porque no concebía la idea de enfrentarse entre paisanos.

BIBLIOGRAFIA

  •  San Martín. General victorioso, padre de las naciones, Miguel Ángel De Marco, editorial Emece, Buenos Aires, 2013.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Abrir chat
1
¿Que tal? Estamos abierto todos los días. Puedes hacer su pedido al 4307-6288 o directamente por acá. Caminamos hasta 10 cuadras! Aguardo su llamada. El pulpero
Powered by