Vino de la Costa, pura tradición orillera