Malambo, hasta que las suelas ardan

Cosa de macho era el Malambo, así se gestó y así creció en la campaña argentina, lejos de los salones donde refinados bailes de pareja animaban las noches de los más distinguidos hombres y mujeres de ciudad. Con su semblante recio y su aire hombruno, lo suyo fueron los fogones y las pulperías; los boliches …

Malambo, hasta que las suelas ardan Leer más »