Anís: aroma único

Adorado por algunos, desestimado por otros, conserva la magia de la historia y de su particular «perfume».

Hay aromas y sabores de marcada personalidad, que difícilmente confundiríamos. El anís representa uno de esos casos tan particulares que despiertan fanatismos o causan indiferencia.

Del cuarto mes, tu nombre

El anís deriva de la pimpinella anisum, planta que se cosecha durante el mes de abril, y es considerada una de las más antiguas conocidas por sus beneficios medicinales. Originaria de Medio Oriente, Turquía, Egipto y Grecia, su cultivo se ha extendido también a la zona Mediterránea, siendo hoy España e Italia también principales productores. Rico en ácidos y minerales, las culturas griega y romana lo adoptaron como remedio casero para tratar afecciones leves tales como el mal aliento, el insomnio, los trastornos digestivos, respiratorios y nerviosos. Puede consumirse como especias, esencias, licores o infusiones. La versión de anís estrellado -diferente del verde aunque de similares propiedades curativas-, resulta muy efectiva para tratar los cólicos estomacales.

Apto cocina y cosmética

En Argentina, Catamarca concentra el 80% de las plantaciones nacionales. El uso local no difiere del tradicional; el anís ofrece sus frutos, semillas y aceite para dar un sabor único a preparaciones culinarias (pescado, pollo, salsas, sopas) y productos de pastelería (pasteles, pan, masitas, bizcochos). El anís es conocido, además como materia prima de las bebidas con un elevado grado de alcohol. Entre las más famosas se encuentran el licor de anís de España, el Uzo de Grecia, el Ricard de Francia y el Raki de Turquía. La cosmética es otro de los destinos que ha encontrado esta materia prima, incorporando su singular aroma a cremas, jabones, champúes y perfumes.

Romper un hábito de vez en cuando nos hace felices. Probar una máscara capilar con un dejo de anís, no estaría mal. O, la próxima vez que “pinte” un licorcito después de la cena, ¿Por qué dejar de lado el de anís? Preparar la intención de saborear la diferencia es totalmente saludable. Disponible bajo el disfraz de un licor, un pastelito, un caramelo, una salsa, un aderezo, un aceite esencial o un aromatizador de ambientes, esta hierba constituye una buena alternativa para aventurarse y darle un respiro a las opciones tradicionales.

NO ME DIGAS!

  • Anetol es el nombre de la sustancia responsable de conferirle a la planta su aroma tan especial.
  • Los frutos del anís no se consumen frescos, sino disecados. El proceso productivo consiste en ponerlos a secar hasta su maduración, para luego “limpiarlos” hasta que queden completamente secos.
  • La primera referencia escrita del anís data del año 1500 AC, en los papiros egipcios de Ebbers. También se menciona en «De materia médica», del griego Dioscórides.
  • En India, el anís aún hoy se utiliza diluido en agua, como colonia.

QUE SE YO!

  • Hierbas que curan, Javier Mujica Pons, Ediciones Lea, Buenos Aires, 2006.
  • Hierbas aromáticas para el jardín y la cocina, Renate Hudak, Editorial Hispanoeuropea, Madrid, 2009.

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Puede reservar su mesa llamando al 4307-6288.
Lo esperamos en Defensa al 1344, San Telmo del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche.
Si es algo urgente puedes molestarme en WhatsApp. El pulpero
Powered by
Ir arriba