Ayuda solidaria Coronavirus en Argentina: restaurantes regalan comida a médicos y comedores comunitarios

Donan (…) al personal de salud que trabaja para combatir la pandemia. También colaboran con alimentos para grupos carenciados.

En medio de la pandemia por coronavirus y la cuarentena obligatoria que rige en Argentina, restaurantes, bares y cafés tuvieron que cerrar sus puertas al público y atraviesan una crisis económica sin precedentes. Sin embargo, aún en este contexto hay espacio para la solidaridad. Tal como lo han hecho otros chefs en otras partes del mundo (el caso más notorio es el de José Andrés), en Argentina ya hay varias iniciativas de cocineros y empresas gastronómicas que están poniendo su tiempo, sus recursos y sus dotes culinarias al servicio del personal de salud, fuerzas de seguridad y sectores más carenciados de la sociedad.

En San Telmo, el restaurante de comida regional Pulpería Quilapán fue de los primeros en ofrecer su apoyo a médicos y enfermeros de la zona. A los pocos días de haberse decretado la cuarentena lo anunciaron en su cuenta de Facebook: «Si sos medico o que trabajás en un hospital y que vivís a menos de 10 cuadras de la pulpería Quilapán, te mandamos una vianda gratis».

Pulpería Quilapán dona comida a médicos.

Pulpería Quilapán dona comida a médicos.

Desde entonces, el local -que trabaja con delivery de 12 a 22- entrega entre 80 y 100 viandas a los médicos del barrio y al personal de salud de los hospitales más cercanos como el Argerich, Elizalde y Casa Cuna. “Esto que hacemos no es para ganar plata. Es para devolverle algo al barrio que tanto nos dio y nos sigue dando”, dice David Borré, uno de los dueños.

Personal de salud de San Telmo con las viandas que recibieron de Pulpería Quilapán (Facebook).

Personal de salud de San Telmo con las viandas que recibieron de Pulpería Quilapán (Facebook).

El gesto de los integrantes de la Pulpería no se agota allí: una vez por semana donan 100 viandas al comedor Asamblea Plaza Dorrego para gente en situación de calle o de escasos recursos. También ofrecen seis platos de la carta a sólo $ 100, casi al costo. Y nada de «comida rápida», las opciones son ñoquis con salsa, locro, guiso vegetariano, lentejas con jabalí y ciervo, arroz con pollo y cazuela de chorizo. “Lo que hacemos es bueno para ellos y para nosotros, porque ayudamos y de paso no nos quedamos quietos y aburridos, sin hacer nada”, cuenta Borré.

(…) Lo mejor es dar una mano y más adelante veremos qué pasa«, concluye con esperanza.

Producción: Gimena Pepe Arias

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin