Bombones de dulce de leche de cabra, los redonditos de San Juan

Desde tierras sanjuaninas, estos bomboncitos nos regalan lo mejor del dulce de leche de cabra y su inconfundible sabor.

Casi como para revolucionar a la apacible Villa del Salvador, en el departamento de Angaco, Provincia de San Juan, la cocina de don Augusto César Olmos dio luz a una delicia que se las trae. Pura dulzura de la buena a la hora de coronar un almuerzo o acompañar un tecito. ¡Y qué mejor que compartir la gula! En especial, si de una amiga se trata: doña Silvina Mariela Giordano, quien -a oídos abiertos- no dudó en hacerse eco de una receta 100% sanjuanina. Esa que, sumándonos al boca a boca iniciado en aquellos pagos, hoy nos damos el gustazo de compartir con usted.

Sabor cuyano

Latiendo en el centro de la provincia, Angaco oscila entre vastos y salobres llanos, el fértil oasis del Valle de Tulum y las alturas de las sierras de Pie de Palo. Así es. Toda esta geografía compone, cual rompecabezas, la impronta de un departamento que se alza en el corazón de San Juan. Allí donde el viento zonda hace de las suyas y la aridez pasa factura a cada uno de sus más disímiles habitantes. Liebres, zorros, ñandúes y caranchos conviven sin más entre jarillas y algarrobos. Aunque la niña mimada de la región sea nada menos que el alma máter de la receta que hoy nos convoca: la cabra. Pues de su sabrosa y escasamente calórica leche es que se obtiene nuestro ingrediente magistral. ¡El viejo y querido dulce de leche! ¿Ya se le hizo agua la boca? Tome nota y ponga manos a la obra.

Redonditos

  • Manteca (25 gramos)
  • Avena extra fina (150 gramos)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Cacao (2 cucharadas y 1/2)
  • Dulce de leche de cabra (500 gramos)
  • Crocantes de maní a gusto

Coloque la avena en un recipiente. Agregue el cacao, la manteca, y las 2 cucharadas de azúcar. Una todos los ingredientes y vaya agregando el dulce de leche hasta formar una pasta homogénea y bien espesa. Una vez lista, llega el turno de darle forma a nuestros bombones. Para ello, forme pelotitas con la pasta en cuestión y pásela luego por el crocante de maní (puede sumarle una pizquita de sabor si también utiliza coco rallado). ¿Cuántos bomboncitos podremos hacer? Con estos ingredientes, obtendrá entre 30 y 50 bombones; dependiendo del tamaño de los mismos. ¡Mire si tendrá para convidar! Por lo pronto, antes de hacerlo no olvide llevar los “redonditos” a la heladera. Al menos, durante una hora.

No me diga nada, ¿está pensando que los pagos sanjuaninos le quedan un poco lejos para conseguir el especialísimo dulce de leche de cabra? ¡Ni se preocupe! Dese una vuelta por nuestro mercado, y no se quede con las ganas.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • ¿Delicia sin culpas? La leche de cabra tiene menos grasas e hidratos de carbono que la leche de vaca, propiedades que se reiteran en los respectivos dulces que a partir de ellas se elaboran.
  • ¿Anda de turismo por San Juan? El circuito productivo de Angaco lo sorprenderá: emprendimientos 100% artesanales abren sus puertas para ofrecerle lo mejor de su producción. Talabartería y obras al telar de la mano de Sebastián Barboza y su esposa Leonora, colección y producción de vinos en la Bodega Don Emilio, y el saludable sabor de la leche de cabra y sus derivados -tales como quesillos y dulce de leche- en la Cooperativa de Trabajo Costa de Vargas; allí donde los químicos brillan por su ausencia: todo es absolutamente orgánico.
  • En San Juan el dulce de leche de cabra es cosa seria, tanto así que tiene su variedad reportera. Incluso, la versión saborizada con almendras o ron desvela a más de uno. ¿Qué tal?

BIBLIOGRAFIA

  • Saberes cuyanos; Rescatando lo autóctono desde la historia familiar. Ministerio de Desarrollo Social, Presidencia de La Nación. Argentina, 2014.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin