Cabra, Heidi sabía

Fuente de ingresos para campesinos particulares y objeto de explotación para grandes productores, la cabra nunca abandona al hombre.

Compañera del hombre desde hace miles de años, la cabra es considerada el segundo animal domesticado después del perro. Su popularidad ha crecido a lo largo de la historia gracias a su naturaleza nómade en estado salvaje, y por su docilidad una vez adoptada por el hombre.

Rasgos generales

Tanto grandes productores como pobladores rurales de escasos recursos, recurren a este animal como fuente de ingresos o de subsistencia. La oferta que brinda su producción es completa: leche y carne de alto valor nutritivo, piel para la confección de cuero y pelaje para la fabricación de alfombras. Materia prima suficiente para una óptima nutrición y abrigo.a cabra tiene gran similitud con la oveja; la diferencia más marcada es la forma de los cuernos y el aspecto del pelaje. Pesa poco, entre 50 y 70 kg, dependiendo del género. Es ungalada (camina utilizando solo los dedos) y placentaria (mientras se gesta se alimenta de la placenta materna). Se destaca por su agilidad, que le permite adaptarse con asombrosa comodidad a los distintos tipos de suelo y medio ambiente. Sus características anatómicas, tonalidades y tamaños varían según la especie, que abarca más de 550 razas.

Habitante del mundo

Si bien son de origen asiático, las cabras hoy transitan a lo largo y a lo ancho de todo el globo terráqueo. Su peculiar metabolismo les permite habitar en zonas frías o cálidas, secas o húmedas y soportar distintas alturas, por eso suelen quedarse en zonas montañosas. De todas formas, tienen preferencia por las regiones áridas.

La cabra está presente en territorio argentino desde la época de la colonización, cuando fueron importadas por los españoles. Desde entonces se alimentan de hierbas campestres del noroeste del país, Neuquén, Mendoza, Chaco y Córdoba. En su mayoría, son gobernadas por pequeños productores de limitado nivel socio económico que las utilizan para conseguir el sustento familiar. El producto caprino más importante es la carne, aunque derivados lácteos como los quesos artesanales han experimentado un notable desarrollo los últimos años.

Un animal simple, menudo, tranquilamente domesticable, aliado del hombre y funcional a su supervivencia. Tan confiable es que, sin riesgos, puede ser alimentado por un niño durante una cálida tarde de campo, montaña, chacra o zoológico.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • La carne caprina se exporta principalmente a Jamaica, Centroamérica y China; los cueros, a Brasil, Uruguay, Chile, Italia y China; la fibra a Uruguay y Sudáfrica.
  • 4 millones de cabras habitan hoy la Argentina y se estima que hay cerca de 45 mil explotaciones en todo el país. De esa cantidad, el 40% se encuentra en el Noroeste.
  • En Argentina, una cabra produce entre 200 y 250 litros de leche por año. La fracción que se destina a la elaboración de quesos es el 90%.

BIBLIOGRAFIA

  • La Cabra, Jean-Christophe Corcy, Mundi Prensa, España, 1993.
  • Elaboración de quesos de oveja y de cabra, Wolfgang Scholtz, Acribia, 1997.
  • Sector caprino en la Argentina

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin