Constitución argentina en lectura fácil, cosa de tod@s

Porque la república es “cosa de todos”, su máxima ley también. He aquí la esencia objetivo de la Constitución argentina en lectura fácil.

Porque tod@s tenemos derecho a saber, sin distinción de capacidades y posibilidades, ¿acaso era posible que la Constitución argentina, aquella donde constan nuestros derechos, no estuviera entonces a todo alcance? Bajo esta premisa del derecho a conocer los derechos, comprenderlos y asimilarlos, es que nace  la Constitución argentina en lectura fácil.  ¿Gusta darle una ojeada?

AB…Constitucional

Porque primero lo primero, ¿de qué va la Constitución argentina? Se trata de la ley de las leyes, pues nos organiza políticamente como país. Es decir, estipula un orden en cuanto a los derechos de los ciudadanos (tod@s tenemos derechos, absolutamente tod@s) y el reparto del poder político (poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Así, Constitución mediante, la Argentina es entonces un Estado. Lo es desde 1853, cuando esta ley máxima fue creada. Desde entonces hasta ahora, y con modificaciones varias, la Constitución argentina alcanzó su más reciente versión en el año 1994. Teniendo claro ello hasta aquí, la pregunta es entonces: ¿qué entendemos por lectura fácil? ¿Y cómo es posible aplicarla a este fundamental texto?

Más claro, échele agua

La lectura fácil es una técnica de redacción, adaptación y publicación de textos que apoya a personas con dificultades para leer y comprender textos. Por lo que, vale aclarar, la Constitución argentina en lectura fácil es una adaptación que permite todos podamos conocer y comprender la Constitución argentina, más no es ella misma; no la reemplaza. Así, cada uno de sus componentes (preámbulo, primera parte y segunda parte) adapta y resume sus contenidos para tal entendimiento. El preámbulo lo hace con los objetivos de la Constitución; la primera parte, con las declaraciones, derechos y garantías (es decir, los principios fundamentales de la organización del país, aquello que rige nuestro desarrollo como personas y las reglas para asegurar el respeto de tales derechos); mientras que la segunda hace lo propio en lo que refiere a las autoridades de la nación.

Nos los representantes…

¿Acaso usted, parroquian@, fue alguna de ellos a quienes en la escuela han hecho memorizar el preámbulo? Pues a prueba de memoria y, por sobre todo, para mejor entendimiento, el preámbulo de la Constitución argentina en lectura fácil no hace más que resumir los objetivos constitucionales sin lirismos ni términos confusos. Vealo así… Nosotros somos representantes del pueblo argentino. Y nosotros nos reunimos a hacer la Constitución porque: queremos un país unido; queremos justicia, paz y libertad en él; queremos vivir cada vez mejor y queremos protegernos entre todos. ¿Qué fácil suena oírlo de esta manera, verdad? Y un dato para nada menor: esta Constitución es para los argentin@s y  para todas las personas que quieran vivir en nuestro país.

Porque si la República es “cosa de todos” en lo que a etimología refiere, la ley más importante de la República Argentina no podía ser menos: para tod@s, al alcance de tod@s. La lectura fácil lo hace posible…

 

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

Porque no siempre una imagen vale más que mil palabras, pero vaya si ayuda, la Constitución Argentina en lectura fácil presenta dibujos inspirados en los símbolos pictográficos de la ARASAAC: Portal Aragonés de Comunicación Aumentativa y Alternativa cuyo sistema está basado en el uso de pictogramas que facilitan la comunicación a las personas que tienen dificultades en este ámbito por distintos factores (diversidad funcional, desconocimiento del idioma, traumatismos y degeneración cognitiva). 

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin