Dale arranque con Energina

La primera nafta lanzada por Shell, en Argentina, fue pura explosión. De pueblo a pueblo y de motor a motor, la Energina supo dejar huella.

Estampando su símbolo en cual letrero y una cruz Esvástica se la mencionase, la Energina fue energía de la buena en los albores del siglo XX. Recorriendo distancias en sus carros tanque, se trató de la primera marca de nafta lanzada por Shell en suelo argentino; allí donde desembarcó con toda la polenta.

Con bombos y platillos

Y ojo que no se trata de ninguna alegoría. Fue en el año 1914 cuando asomó en el horizonte rioplatense el buque petrolero más grande del mundo. Sí, sí. Supone bien. Semejante nave flotante no era más que una enviada de la Royal Dutch Shell, quien traía a su par transnacional, la Anglo Mexican Petroleum Products Co. -con sede en Argentina- un cargamento de petróleo crudo y asfalto mexicanos. De esta manera, la más popularmente llamada Shell Mex comienza a escribir sus páginas doradas en Sudamérica.

Manos a la obra

Lo cierto es que 8 años más tarde, en 1922, saldría a la luz la primera creación de esta instaladísima marca: la nafta Energina, pura potencia hecha combustible. Esa que alcanzaría los más dispares rincones de nuestro país. Y, junto a ella, los surtidores Little Junior, capaces de despachar tres litros de nafta por minuto. Inaugurados en Mar del Plata, fueron toda una sensación ¿Quién acompañó el exitoso lanzamiento? El kerosene Aurora, comercializado en toda la Argentina y a domicilio. Toda una revolución para los quehaceres diarios de aquel entonces. Completito el combo, sólo restaba seguir creciendo aún más.

En alza

Tanto así creció Shell Mex, que la sede central de la calle Balcarce ya comenzaba a quedar chica. Por lo que, en 1927, fue necesario abrir un depósito para reforzar la infraestructura y el abastecimiento porteño. Es que en la Ciudad de Buenos Aires la Energina corría como el agua. Aunque el momento cumbre llegaría tres años después. En 1930, con el automovilismo en pleno auge, Energina patrocina al corredor Emilio Karstulovic. Y para que las damas no se queden afuera, Libertad Lamarque entraría en acción. Para sorpresa de muchos, la reconocida actriz sacó a relucir sus dotes “fierreros” en una elocuente publicidad: partícipe de una femenina carrera de automóviles Fiat 500, la gran Libertad sacó lustre a la pista recorriendo unos aproximados 38 kilómetros con tan sólo un litro de Energina. ¡Tomá mate!

Sólo que toda escalada es susceptible de descensos. Y tal fue el caso de nuestra protagonista. La Segunda Guerra Mundial hizo de las suyas y, como era de esperarse, la marca sufrió un pronunciado declive. A tal punto que, una vez finalizado el entramado bélico, la marca Energina quedó en manos de la Shell inglesa. Aunque, claro está, ¡quien te quita lo bailado! Al menos, a aquellos agradecidos motores que resonaron de lo lindo.

NO ME DIGAS!

  • El símbolo de la Energina generó algunas polémicas a lo largo de la historia. A simple vista, era muy similar a la, para entonces, futura esvástica nazi. El diseño era el mismo, pero en sentido contrario. ¿Su significado? un antiguo augurio de luz y buena suerte. Mientras que el gráfico invertido, propio de la Alemania nazi, representaba el éxito súbito; aquel que es sucedido por la destrucción.
  • ¿Quién dijo que ya no quedan rastros de Energina? La Pulpería Quilapán tiene nada menos que dos barriles de Energina... pero vació.

QUE SE YO!

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba