El cine que las parió

Las mujeres argentinas siempre supieron estar al frente de la dirección cinematográfica con una mirada muy específica.

El llamado Nuevo Cine Argentino incluye a las películas producidas y dirigidas en la década del ’90 hasta la actualidad. En ese tiempo comienza a amasarse los primeros trabajos de las hoy reconocidas cineastas Lucrecia Martel, Albertina Carri y Lucía Puenzo. Si hablamos de cine argentino pensado y realizado por mujeres no podemos dejar de hablar de ellas, sus trabajos aporten una mirada crítica sobre la realidad nacional, el pensamiento único y lo “normal” como parámetro para medir lo social.

De la banalidad noventosa a la crisis del 20/12

Estas mujeres representan un pensar y sentir de una época marcada por la crisis política, económica y cultural en toda la Argentina. Años de fiesta neo liberal y la posterior crisis del modelo que dejó una fractura social de desocupación, desnutrición y crisis institucional. El cine argentino y femenino propone nuevas formar de entender lo social y lo humano: cuestionan la estructura patriarcal y la autoridad de la anterior patria potestad. Estas mujeres post ley de divorcio, intentan siempre resinificar el lugar de hijas, esposas y madres en esa búsqueda íntima de sus producciones fílmicas.

 La primer cineasta argentina

Cómo olvidar la historia de amor prohibido entre Camila O`Gorman y el sacerdote Ladislao Gutierrez en la película Camila, película histórica situada a mitad del siglo XIX durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Fue dirigido por María Luisa Bemberg: reconocida feminista, en tiempos difíciles para proclamarse como tal, dirigió películas con una mirada diferente sobre la mujer y la luchas emancipadoras de aquellas que torcieron su futuro, predestinado por otros, en busca de su felicidad.

 Cuestionar lo correcto

Frente a los modelos hegemónicos de representación, en los cuales, por ejemplo, se identifica a lo femenino con la pasividad y la afectividad y a lo masculino con la actividad y la razón,  estas cineastas desafían lo preestablecido para construir un discurso visual que no tenga miedo a lo que incomoda o se tiene como prohibido. Abren caminos para ir más allá en sus propuestas de narración cinematográfica, proclamando una sociedad más libre, poniendo un signo de interrogación a lo moral y lo ético. Se animan a plantear los vínculos sociales y familiares; en La Ciénaga de Lucrecia Martel muestra lo perverso de la dinámicas familiares y la sexualidad incestuosa como formas de luchar contra el autoengaño y la angustia. Torcidos vericuetos de la memoria y la historia de vida se despliegan Los Rubios, documental autobiográfico de Albertina Carri que mezcla ficción y autobiografía. La intersexualidad y la mirada constante del otro como lo propone Lucía Puenzo en la polémica XXY y la homosexualidad, el HIV y las prácticas sexuales “no convencionales” según la mirada de Anahí Berneri en Un año sin amor.

Mujeres valientes y talentosas, que lejos de los estereotipos y con la lente enfocando el desafió artístico y permanente de repensarlo todo, cuestionarlo todo y decirlo todo. Porque lo saben y nos lo hacen saber: el arte sí tiene género.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • De los  47 films estrenados a comienzos del 2001, 17 fueron realizados por directoras mujeres, estadística que muestra el comienzo de una nueva etapa para el cine argentino pensado y realizado por mujeres.
  • Durante una entrevista en 2012, Lucrecia Martel afirmó: “Las películas son como los vampiros, no entran si no se las deja pasar”.
  • En el 2009 Martel presentó un proyecto para filmar su adaptación de El Eternauta, pero el mismo quedó trunco porque la directora y la compañía productora no llegaron a un acuerdo.
  • En 2013 la revista estadounidense especializada en cine Indie Wire publicó el ranking de las 10 directoras jóvenes más influyentes y Lucía Puenzo aparecía en ese listado.
  • Sobre la dificultad de filmar y llevar adelante una familia, Puenzo afirmaba en una entrevista de 2013: «Siempre habrá menos que varones, porque la mujer en algún momento de su vida quiere tener hijos, entonces se aleja un tiempo. Eso sucede en todo el mundo. La mujer siempre filma menos».
  • Carri afirmaba en 2013, sobre la música: «la música es como Dios, excede cualquier género. No se la puede comparar ni con el cine, ni con la literatura, ni con otras artes. La música es Dios y el amor es la mejor de las músicas con las que se puede vivir».
  • Durante la dictadura de los ’70, el terrorismo de Estado hizo desaparecer a Roberto Carri, intelectual devenido comandante de la agrupación Montoneros, y su mujer, Ana María Caruso, comandante segunda de la misma organización. Ambos eran los padres de Albertina Carri y su historia se volvería documental autobiográfico en 2003 con el nombre Los Rubios.

BIBLIOGRAFIA

  • Tesis sobre el cine hecho por mujeres en la Argentina.
  • Películas infaltables de estas directoras:
  • Un año sin amor (Anahí Berneri, 2005).
  • Encarnación (Anahí Berneri, 2007).
  • Por tu culpa (Anahí Berneri, 2009).
  • Los Rubios (Albertina Carri, 2003).
  • XXY (Lucía Puenzo, 2009).
  • La Ciénaga (Lucrecia Martel, 2001).

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Ir arriba
Abrir chat
1
¿Que tal? Estamos abierto todos los días. Puedes hacer su pedido al 4307-6288 o directamente por acá. Caminamos hasta 10 cuadras! Aguardo su llamada. El pulpero
Powered by