Finca Las Payas, el vino natural de S. Salgado

Santiago Salgado cuenta cómo lleva a cabo la elaboración de los vinos naturales de Finca Las Payas con pasión y dedicación.

Finca Las Payas es un emprendimiento donde su productor, Santiago Salgado, hace casi todo el trabajo. Desde cosechar hasta vender el vino. Las Payas no tiene viñedo, por lo que su metodología es la de comprar uvas a los productores locales, y así elaborar bebidas blancas, rosadas y rojas. El primer paso consiste en la planificación de las variedades a vinificar en el año y qué cantidad se hará de cada una. A veces, surgen cambios de planes porque no se consiguen las uvas de un cierto varietal y se termina vinificando un varietal alternativo. En cuanto a la selección de uvas, Salgado recorre los distintos viñedos y charla con sus dueños acerca de los cuidados que le dieron a la uva durante el año, deteniéndose específicamente en el uso de agrotóxicos para descartarlos de la lista. Ya en una última etapa, se degustan las uvas para encontrar el momento óptimo de cosecha y así controlar el nivel de azúcar. ¿Querés saber en palabras de su productor qué es lo que hacen? ¡Dale click al video y mirá este artículo!

Entrevista con el Pulpero

El Pulpero: ¿Cómo llegaste hasta aquí?

Santiago Salgado: Vine con mi kangú, manejando desde San Rafael.

El Pulpero: ¿Cuál es tu nombre y profesión?

Santiago Salgado: Mi nombre es Santiago Salgado y soy elaborador de vino casero.

El Pulpero: ¿Cómo describirías lo que haces?

Santiago Salgado: En realidad hago vino de manera artesanal, lo que denominamos vino hecho a mano, con la intención de hacerlos lo más naturales posibles, respetando la uva que viene con el terruño en que fue criada, manosear lo menos posible a los vinos y buscar vino que sean auténticos… esa es la palabra.

El Pulpero: ¿Qué es lo más importante para vos?

Santiago Salgado: Es importante que los vinos gusten, es importante que los vinos lleguen a la gente a quien le interese este producto, que no le interese tanto la parafernalia que hay alrededor sino que esté realmente interesado en el vino en sí mismo y, lo que siempre es importante, que uno haga las cosas con gusto y se divierta, o sea, ¡lo disfrute! A mí, me pasa.

El Pulpero: ¿Qué es lo mejor de este negocio?

Santiago Salgado: Lo mejor es que el producto es súper noble, estoy haciendo una cosa que me encanta. ¡Imagináte si hiciera autitos de plástico! Lo digo como oposición, por decir algo. El vino es una bebida muy noble, con más tradición, es casi un camino eterno porque nunca vas a terminar de aprender las cosas que tenés que saber de vino, de experimentar y de probar cosas. En ese sentido, no tiene techo.

El Pulpero: ¿Y lo peor?

Santiago Salgado: Es complicado para nosotros, llegar con los productos de allá, hasta acá… especialmente a Buenos Aires, donde es muy difícil el tema de encontrar a la gente, de entregarle los productos. Eso se nos hace cuesta arriba. A todos, no solo a mí. Hay más de 1500 tipos y familias haciendo vino casero en toda la Argentina. Hay mucha gente haciendo esto.

El Pulpero: ¿Un agradecimiento?

Santiago Salgado: Aparte de mi mamá, de Dios y Cristina… A la Pachamama, la que entrega la uva y hacemos los vinos desde lo que ella hace. En realidad, ella hace la mayor parte del trabajo, nosotros hacemos el pedacito final.

El Pulpero: ¿Un refrán o una frase?

Santiago Salgado: El amor es la ilusión de que una mujer difiere de otra.

NO ME DIGAS!

QUE SE YO!

  • Las uvas son cosechadas en cajones de 16 kilos y en tandas de 1000 kilos, luego, comienza la molienda y la separación de los escobajos.

  • La uva despalillada y molida ingresa como mosto al fermentador de fibra de vidrio, cuidando que no pasen partes verdes de la planta. Ahí se le agrego anhídrido sulfuroso en pequeñas dosis, para frenar el avance de microorganismos indeseados (especialmente los que se dedican a generar vinagre) y se le añade un cultivo de levaduras seleccionadas de origen europeo

  • Al cabo de unas 36 horas comienza la fermentación tumultuosa, proceso donde los azúcares se transforman básicamente en alcohol etílico. Este es el momento de mayor cuidado del vino donde hay que conseguir que la temperatura del fermentador se mantenga dentro de parámetros deseables, que la fermentación no se detenga y que las levaduras se desarrollen a sus anchas.

  • Esta última etapa de la elaboración puede llevar entre una y 3 semanas por cada variedad dependiendo del tipo de vino que se quiera hacer. Para los vinos jóvenes, se realiza una maceración más corta; mientras que para los de media guarda la maceración es más prolongada, buscando complejidad y cuerpo.

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba