Galletitas, picadillo y fútbol

Relleno suculento o en latitas para untar, el picadillo es una cálida informalidad que nos define.

El picadillo es una mezcla de alimentos donde la carne ocupa un rol protagónico. En la cocina argentina tiene dos versiones diferentes. Una de ellas es el relleno de empanadas u otras comidas sobre la de base carne molida rehogada. La otra, el picadillo enlatado, cuyo consumo cada vez es menos frecuente.

Directo al corazón

El relleno de empanadas, zapallitos u otros platos como el pastel de carne, mantiene similares ingredientes y formas de preparación. La carne picada es la vedette, a la que se agregan cebolla y pimientos rehogados. La preparación, que pasará a estar envuelta por masa de harina, puré de papas o en el centro de vegetales, tiene como aliados infalibles a las aceitunas, los huevos, el queso o las pasas de uvas.

A la lata, al latero

Desde fines del siglo XIX, Argentina se caracterizó por la exportación de carne congelada a Europa, especialmente a Inglaterra. Al poco tiempo, la industria frigorífica, controlada por capitales ingleses, se expandió hacia la producción de enlatados de carne vacuna, por ejemplo el «corned beff». El picadillo era la opción más económica y a mitad de camino entre esa conserva y el antiguo Bovril, un líquido concentrado, también de carne, que sirvió de alimento a miles de soldados en un mundo donde las guerras parecían no tener fin.
Ya en el siglo XX, hubo un tiempo en que abrir una lata de picadillo implicaba un salto de independencia personal. Sensación similar a ese momento célebre de la pre-adolescencia en que los padres empiezan a confiarte las llaves de la casa. Un ritual de emancipación semejante a empezar a viajar sólo en colectivo. “Arreglárselas” era también bancarse, alguna que otra vez, proveerse de un plato de galletitas con picadillo. Ocurre que esas latitas nunca estuvieron asignadas al espacio de la mesa familiar. Por el contrario, siempre oficiaron de “pronto-alivio”, respuesta a mano al hambre voraz mientras transcurrían los preparativos de un alimento más suculento.

Como papel picado

Por fuera de la cocina, el picadillo también es mezcla: espacio informal y breve donde conviven temas diversos. Será por eso que muchos medios optan por titular como “picadillo” secciones de comentarios o notas cortas de asuntos variados. Y por eso un partido de fútbol improvisado, que puede admitir hasta la mitad de jugadores que lo habitual, es un picadito o picadillo. Los baldíos argentinos están untados con picadillos.

NO ME DIGAS!

  • El origen de los alimentos enlatados se debe a la las investigaciones del francés Nicolas Appert, quien entre los años 1795 y 1810, se propuso crear un sistema que permita la conservación hermética de la comida.
  • Nicolas Appert respondía a la necesidad de disponer raciones un poco más dignas para los soldados franceses, quienes morían de hambre o por el consumo de alimentos en mal estado. Si bien utilizó botellas de vidrio selladas con corcho, al poco tiempo comenzaron a popularizarse las latas.

QUE SE YO!

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba