Los Prados, un asunto de familia

Las carnes de Los Prados, empresa frigorífica familiar, ya desembarcaron en la Pulpería Quilapán. El detrás de escena de un manjar nacional.

Como bien dicen por ahí, para cada quien, nada mejor que estar con los suyos. Y vaya si de eso saben en el frigorífico Los Prados, todos quienes componen ese familión… y en el más literal de los sentidos. Es que la historia y el quehacer de este emprendimiento encuentra su semilla 40 años atrás, tiempos en lo que el padre de familia ya andaba metido en las yerbas de la ganadería. Menuda actividad de la que sus hijos también se harían eco, pues acabaron por acoplarse a un proyecto ganadero que, desde hace más de 10 años, es toda una realidad en más de una mesa argentina. Y como no podía ser de otra manera, de un tiempo a esta parte, en las de la Pulpería Quilapán, claro.

Por amor al campo

Novillos, corderos y lechones colman de vida los campos familiares. Allí donde abundan las pasturas naturales y se desarrolla la cría y engorde de ganado; y donde el linaje es objetivo de constante mejora, inseminación de animales mediante. Nada librado al azar, en tanto cada integrante de la familia se ocupa de organizar y supervisar su área de trabajo. Infalible método para asegurar que la calidad se mantenga intacta del principio al fin de la cadena productiva: desde el control a proveedores (¿Cómo alimentan a los animales?) hasta la distribución del producto final (¿De qué modo llegan los cortes de carne a los restaurantes, hoteles y compañía?). Una cuestión de protocolo vio…aunque no en términos de mera cortesía, no, no. Se trata, pues, de cumplir al máximo las exigencias que los cánones de calidad demandan. Misión durante la que flamea, incesante y en lo alto, la bandera de lo saludable.

Equipo chico, familia grande

¿Qué tanto se ha agrandado la familia desde el nacimiento de Los Prados? Lo suficientemente poco como para agigantarse de lo lindo. Y créame que no se trata de ninguna contradicción: adhiriendo al dicho de “somos pocos, pero nos conocemos mucho”, el frigorífico Los Prados apenas supera los 60 empleados. ¿Vio que todo quedaba entre conocidos, como en casa? Gran fortaleza gran a la hora de realizar un buen trabajo en equipo. Tan bueno, que las sabrosas carnes de Los Prados hasta han enamorado a los paladares de la Pulpería.

¿Cómo dice? ¿Aún no se ha sentado a nuestra mesa para probar tales bondades? No se preocupe. Siempre hay tiempo para recibir el agasajo de la parentela, ¿no? Y, a fin de cuentas, la familia de Los Prados ya es parte de la familia Quilapán.

NO ME DIGAS!

  • En sintonía con la Pulpería Quilapán, Los Prados alza el estandarte de la Responsabilidad Social Empresaria. Con este concepto, la familiar empresa no sólo crea un valor económico; sino que también es  generadora de valores sociales: cultura, educación, ecología y transparencia.

QUE SE YO!

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba