Metegol, juego sin tiempo

El maravilloso mundo del metegol atraviesa las fronteras sin perder vigencia.

Las pasiones no se explican, se sienten

Tal como afirmaba el filósofo Descartes, pertenecen al plano del alma. Brotan por los poros, a través de una mirada y se potencian con el accionar del cuerpo. Un clarísimo ejemplo de esta manifestación es el metegol. Quienes lo practican transmiten a la perfección ese sentimiento enfervorizado, al transformarlo en golpes secos dentro de un mini campo futbolístico.

Alejandro Campo Ramírez

El metegol o “futbolín” es un juego de fútbol mecánico de origen europeo que data del año 1936. Su creador fue un periodista y editor gallego llamado Alejandro Campo Ramírez, conocido popularmente como Alejandro Finisterre, quien mientras se encontraba hospitalizado a causa de heridas de guerra inventó este pasatiempo.
Está conformado por una mesa especial, atravesada por barrales paralelos sobre los cuales descansan muñequitos que simulan ser deportistas. Existen en el mundo dos tipos de jugadores “ficticios”: los que muestran una sola extremidad (ambas piernas unidas) y los que presentan ambas piernas (versión española).

Instrucciones

Este deporte requiere de destreza motriz, reflejos instantáneos y rapidez visual para seguir la bola y dirigirla tácticamente. Desde las palancas en sus extremos, los participantes otorgan vida a los muñecos al hacerlos girar estratégicamente para dar un toque certero. El juego de acotadas dimensiones se transmuta en la mente del jugador en un espectáculo propio de los estadios monumentales, con lluvia de papelitos incluida. Adoptado por jugadores de distintos espacios geográficos, permite a los participantes construir su propio mapa mental y visual, intentando repetir en cada golpe algunos de los mejores flashes lúdicos de su vida.

NO ME DIGAS!

  • En 2002, se formó la Federación Internacional de Fútbol de Mesa de la que actualmente participan 45 países afiliados.
  • Argentina tiene su propia selección, que compitió en el último mundial de futbolín.

QUE SE YO!

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Puede reservar su mesa llamando al 4307-6288.
Lo esperamos en Defensa al 1344, San Telmo del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche.
Si es algo urgente puedes molestarme en WhatsApp. El pulpero
Powered by
Ir arriba