Bodegas Escorihuela

Productos

El clásico vino Carcassonne es como un club de fútbol que le pide a sus fanáticos que se pongan la camiseta. Este tinto bien frutado es una opción fija en la parrilla argentina. Se presenta suave, con buen cuerpo y en nuestra boca mantiene sus taninos bien activos. Es el Maradona de los tintos clásicos argentinos. Luz verde para tomarlo con hielo y sifón.

¿Por qué ofrecemos el Carcassonne que puede conseguirse en muchos lugares?

  • Durante la década del '40, el presidente Juan Domingo Perón y su esposa Eva Duarte eran conocidos por sus prestigiosas cenas. El gusto del presidente por el vino tinto no era ningún secreto, tampoco su preferencia por el Carcassonne. Cuando la familia Perón visitó la bodega Escorihuela respondió al honor de la visita obsequiándoles una botella Carcassonne con un collarín de plata.
  • Los más grandes de nuestras historia tuvieron siempre listo este noble vino para agasajar invitados. Forma parte de la mesa de los argentinos desde hace varias generaciones.
  • Cuando estamos lejos añoramos conseguirlo y aunque vivamos en los lugares mas recónditos del país, queremos revivir esa sensación de estar en nuestra casa y tomar un buen vino con hielo y soda.