Santiago Salgado

Productos

Este vino es una joyita. Tarde Piaste blanco es una cruza esplendorosa entre el semillón botritizado agroecológicamente y el amable moscatel rosado de cosecha tardía. La semillón tiene la virtud de podrirse noblemente. ¡Qué lujo! Bajo condiciones puntuales de temperatura y humedad, la botrytis suaviza la piel de la uva y permite que se deshidrate (uva pasa) con gran contenido de azúcar y acidez… perfecto para un vino dulce y cremoso. A su vez, la moscatel rosado otorga un equilibrio de dulzor, aromas florales y sabores frutales delicados. Para mi es digno de un Sauternes. ¿Qué más se puede pedir? Sí, una buena compañía para compartirlo.

La expresión "tarde piaste" alude a una acción realizada tardíamente. Hay varias acepciones y maneras de utilizarla, pero acá, en la pulpería, me gusta pensar que es una suerte de "más vale tarde que nunca". Y afortunadamente este vino espectacular llegó a mi vida. Tarde Piaste tinto es el resultado de la fermentación de uvas, casi pasas, de merlot, malbec y syrah. Así, se obtiene una bebida tánica fantástica de más de 13º. Ojo, parroquiano, que este vino no es para paladares tímidos. Es salvaje y atrevido. Un placer no tan culpable.

Este merlot tannat malbec es una amalgama potente por donde se la mire. Tanto por las cepas que reúne, como por los años de las mismas. Merlot de 2010, malbec de 2013 y el único tannat cultivado en San Rafael en 2013. Con una producción total de 920 botellas, esta bebida combina dos cepas amigas, con una que va ganando terreno en el paladar argentino. En realidad, la tannat es una uva originaria del suroeste de Francia, pero actualmente se cultiva también en Bolivia, Uruguay y en nuestro país. Aporta fuerza en el color, estructura y profundidad. Este vino queda espectacular con una carne tierna, como la de novillo.

Después de 9 meses de guarda en barrica de roble frances, este Malbec de barricada de Finca Las Payas ve la luz para que podamos disfrutarlo tranquilamente. Esta uva es un poco caprichosa, se hace la difícil a la hora de cosecharla, pero vale la pena…logra una excelente madurez. "Lo venimos sacando desde hace varias vendimias de un viñedo en Las Paredes" me comento Santiago. La primera impresión es calma. Su color violáceo con tintes rojizos llama la atención de una manera acogedora. En nariz, presenta notas de ciruela. Pero lo mejor está por venir. Al principio, un dejo de morrón verde en boca, luego manteca y nuez. ¿El final? Secreto y sorprendente. Para paladares adictos a los finales fuertes. Salud parroquiano.

Este tinto está hecho con las uvas que Juanito cultiva detrás de su casa. A Juanito le gusta experimentar, por eso decide hacerlo con dos cepas. Es una co-fermentación syrah y malbec. Comúnmente, al hacer un vino, las cepas se fermentan individualmente. Sin embargo, se puede mezclar variedades de modo voluntario, con el fin de generar bebidas más complejas. De hecho, éste método se utiliza bastante para jugar con la pigmentación de los vinos. Es típico usar el hollejo de uvas blancas con tintas, para lograr vinos más expresivos, brillantes. En este caso, Juanito combina ambas cepas para generar un tinto con cuerpo, frutal y sincero.

Lo sentimos, no hemos encontrado actividad. Por favor, prueba un filtro diferente.

Ir arriba
Abrir chat
1
Puede reservar su mesa llamando al 4307-6288.
Lo esperamos en Defensa al 1344, San Telmo del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche.
Si es algo urgente puedes molestarme en WhatsApp. El pulpero
Powered by