MUSEO PULPERO

Juan Duarte, por siete años locos…

Simpático, entrador, desfachatado… Juan Duarte sí que supo hacer honor a su nombre: fue un verdadero “Don Juan”. Consentido por sus cuatro hermanas, especialmente por

Confesiones de un adoquín

EXCELENTE.
Sólo le agregué «un» al título que es genial.
subi el video al canal youtube.
Son muy bienvenidas estas ideas, Angeles.