Puerto Madero, las calles de la memoria

El barrio exclusivo de la ciudad reivindica a luchadoras

Construido sobre el antiguo puerto de Buenos Aires, fue urbanizado y sus calles tienen un común denominador: los nombres de mujeres que lucharon por la igualdad en el acceso a derechos sociales, civiles y políticos; heroínas en batallas emancipadoras, feministas, intelectuales, científicas y artistas, en definitiva, revolucionarias de su época. En este apunte les contamos la historia de vida de Azucena Villaflor.

“Una mujer de pueblo”

Una de las 31 calles de Puerto Madero lleva el nombre de Azucena Villaflor, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo. “Una mujer de pueblo”, así la recordaba Emilio Fermín Mignone, referente histórico de los derechos humanos en la Argentina y el mundo. Ella buscaba a su hijo, secuestrado por la última dictadura militar, la misma que la secuestró a ella y posteriormente la arrojó al mar, viva, en los terroríficos “vuelos de la muerte”. Hoy sus restos descansan en la Plaza de Mayo, lugar donde hace más de 30 años, ella y otras madres, participaban de la ronda de los jueves buscando a sus hijos desaparecidos. Su cuerpo fue encontrado por una lugareña en la costa de Santa Teresita, Provincia de Buenos Aires.

Una buena vecina

Antes de ser una Madre de Plaza de Mayo, Azucena fue simplemente una madre, de clase media de Sarandí, que se encargaba de su casa, sus hijos y marido, pero también de sus vecinos y de los problemas que había en el barrio, como lo recuerda su hija, en relación al servicio del gas. Una mujer solidaria, cariñosa y sobre todo una líder nata«(…) Siempre digo que los siete meses que Azucena estuvo con nosotros fueron fundamentales. Llegaba a la Plaza y enseguida todas nos íbamos con ella. Lo digo porque tenía esa aptitud, cosa que nosotras no teníamos, la recuerda Aida Sarli, una de las tantas Madres que conoció a Azucena en la ronda de los jueves.

Además de Azucena, las calles recuerdan y reivindican a otras luchadoras en defensa de los Derechos Humanos, también mujeres participes de movimientos emancipatorios, literatas del siglo XIX y XX, médicas comprometidas con la defensa de los derechos de la mujer, deportistas.

Contrastes

Este barrio encierra en su urbanidad el contraste de lo hermoso con lo exuberante, lo humano con lo artificial, lo necesario con lo inútil. Puede reivindicar en sus calles a mujeres luchadoras al tiempo que tiene en su centro neurálgico el Puente de la Mujer, dicho puente ha sido y es controversial en su estética y su utilidad: “Un puente inútil, una vergüenza –opina el arquitecto Juan Molina y Vedia–. Cosas artificiales, que no nacen de ninguna necesidad real y concreta: es la arquitectura de lo inútil. Este puente forma parte de ese sitio de exhibicionismo que es Puerto Madero.”

En definitiva, es un barrio con contrastes estéticos, urbanos, hasta sociales y que por ello vale la pena ser visitado y que el visitante saque sus propias conclusiones.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Recién en el año 1995, el ex Concejo Deliberante -actual Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires- dictó la Ordenanza N° 49.668 donde se establece los  nombres de mujeres a las calles que surcan el barrio Puerto Madero, el barrio más nuevo de la Ciudad.
  • Aquí los nombres de las mujeres que forman parte de nuestra historia: Luchadoras en defensa de los Derechos Humanos: como Azucena Villaflor, Fundadora de las Madres de Plaza de Mayo y Aimé Paine, última princesa mapuche, defensora de las tradiciones de su pueblo. También, las que participaron de movimientos emancipatorios como Macacha Güemes de Tejada, Manuela Sáenz, Mariquita Sánchez de Thompson y de Mendeville, Encarnación Ezcurra, Micaela Bastidas y Puyucava; y Julieta Lanteri, militante por los derechos políticos de las mujeres.
  • Otras calles son literatas del siglo XIX y XX como Victoria Ocampo, Juana Manuela Gorriti, Martha Lynch, Emma de la Barra y la periodista Petrona Eyle. Actrices como Trinidad Guevara y  Pierina Dealessi. Escultoras como Raquel Forner y también Lola Mora, que además era urbanista e investigadora. Destacamos a una de las primeras  compositoras e intérpretes de tango, Azucena Maizani. El cine de María Luisa Bemberg, directora de la película “Camila” ( historia de Camila O’ Gorman). Por último, Regina Pacini de Alvear fundadora de la Casa del Teatro.
  • Algunas llevan el nombre de médicas comprometidas con la defensa de los derechos de la mujer como Cecilia Grierson, Alicia Moreau de Justo, y Elvira Rawson de Dellepiane. Identificamos pedagogas como Fenia Chertkoff, Juana Manso, Martha Salotti, Olga Cossettini y Rosario Vera Peñaloza fundadora del primer Jardín de Infantes del país. Y por si faltaba alguna vocación, Carolina (Carola) Lorenzini, pionera de la aviación en argentina.
 

BIBLIOGRAFIA

  • Luchadoras. Historia de mujeres que hicieron historia, Andrea D´Atri Compiladora, Ediciones IPS, Karl Marx, Argentina, 2009.

 

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin