PUNT e MES

Creación de Antonio Benedetto Carpano, este vino perfumado data de la Italia de 1870

Un punto y medio

Un punto y medio es la traducción en piamontes de este vermut. Creación de Antonio Benedetto Carpano, este vino perfumado data de la Italia de 1870, cuando los nobles del Piamonte detenían sus carruajes en la Taberna de la Piazza Castello que tenía Don Antonio.

Originariamente se llamaba Carpano, pero un grupo de agentes de bolsa que se daba cita en la Taberna para tomar un vaso de vermut antes de comer, discutían animadamente sobre la cotización de ciertos títulos que habían subido un punto y medio al cierre de la Bolsa. Fue así que uno de ellos queriendo pedir un Carpano aderezado con media dosis de amargo pidió espontáneamente un “Punt e Mes”.
En 2001 Fratelli Branca compró la empresa y empezó a fabricarlos en las plantas que tiene en Milan (ITA) y Tortuguitas (ARG).
Con un sabor que podría ser identificado como “un punto” de dulzura y “media” de amargura, este auténtico vermut italiano es la opción ideal para beber con el copetin antes de la cena o en un asado bien jugoso. Y es gracias a don Benedetto que todas aquellas bebidas a base de vino y que fueron maceradas con botánicos se llaman “vermut”. Es que Carpano copió el nombre que le daban los alemanes a los vinos con agregado de artemisa (WERMUT) y lo aplicó a su invento, aunque su receta original no incluía dicho vegetal. Con el tiempo se convirtió en un nombre genérico y es a partir de allí que tenemos VERMUT para disfrutar.
Con una apariencia oscura, con un cuerpo que si bien es liviano tiene una leve tendencia a ser espeso. En boca suele ser amargo al comienzo pero con final dulce. Es un producto que está poco explotado en las barras argentinas pero ya tendrá tiempo para rodar. Hay que saber que una medida con soda y un rodaja de limón, nunca decepciona. A tener en cuenta.

 

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin