La Casa del Arroyo, mucha historia bajo el puente