Ambrosía, dulzura caída del cielo