Carruaje a la cabeza… ¡la tiene Atada!