Benjamín Solari Parravicini, afinando la profecía