Alpargatas sí, libros también