Brasil en Argentina, la alegría es compartida