Dreidel, ¿una vuelta a la perinola?