El Morocco, noctámbula fiebre neoyorquina… ¡made in Argentina!