José Larralde, el cantor melancólico