Tienda Gath & Chaves, ¡qué tiempos aquellos..!