Calle Defensa, un ataque de historia