Embutidos, con la tripa llena