Galletitas, picadillo y fútbol