Patacones, orden y progreso