Tres Reyes, una fonda estelar