Vendimia en plena ciudad: pisarán uvas en San Telmo, por el País

El próximo 10 de abril la pulpería abrirá sus puertas a una experiencia única para los porteños: pisarán uvas para hacer vino.

La Fiesta Nacional de la Vendimia mendocina cumplió 80 años hace pocas semanas. Esa celebración comenzó hace ocho décadas con el sueño loco de convertir a la ciudad en la capital nacional el vino. Y vaya si lo lograron. Ahora, ese sueño -y ese loco- tienen nombre y apellido: Gregoire Fabre, que el próximo 10 de abril le abrirá las puertas a una experiencia única para los porteños: en Pulpería Quilapán pisarán uvas en vivo y en directo. Será la primera Fiesta de la Vendimia Porteña, a las 10 de la mañana y en pleno San Telmo.

por María Noel Herszkowicz

“Este domingo 10 nos olvidamos de las alpargatas y nos arremangamos las bombachas. De la mano de nuestros amigos de Hago Mi Vino y gracias a las deliciosas uvas cosechadas en la zona sur de Mendoza -General Alvear-, nos enfiestamos sobre un colchón de uvas. ¿La meta? Producir 250 litros de vino patero para los parroquianos participantes,” explica Fabre sobre el lanzamiento de esta vendimia a cinco minutos del Obelisco.

Ojo que no todo será fiesta y elixir: el encuentro comienza con una charla introductoria, despalillado y selección de uvas a mano, sigue con la molienda, medición de azúcares, preparación de la fermentación, prensado de uvas y degustación de mosto. “Habiendo concluido esta parte, nos disponemos a pisar uvas como si el mundo se fuera a acabar. Y como es una celebración completa, elegiremos a la Reina de la Vendimia, y la mesa que más rápido despalille y seleccione un cajón de uvas, gana un premio sorpresa,” avisa Gregoire Fabre.

Se recomienda llevar una muda de ropa extra y un sombrero para el sol. La actividad concluye a las 15 y es sin costo.

¿Cuándo? Domingo 10 de abril a las 10 de la mañana.

¿Dónde? Pulpería Quilapán, Defensa 1344, San Telmo.

¿Qué es Quilapán?

La Pulpería Quilapán es un nuevo espacio para saborear comidas criollas, nacido de la mano de un francés cautivado por el terruño argentino, Gregoire Fabre, que viajó por todo el país buscando esos pequeños productores artesanales escondidos en las ferias, exposiciones y chacras de cada provincia, para traer momentos únicos a Buenos Aires.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin