¡Viva Jujuy, viva La Puna!

Como región más al norte del país, en la Puna se encuentra el límite más septentrional: la Quiaca.

La Puna argentina ocupa el ángulo del noroeste del país. Al este se limita con la precordillera salto-jujeña, al oeste se extiende en la Cordillera de Chile. Es más que una denominación, es una manifestación geográfica que abarca parte de Jujuy, de Salta y de Catamarca. El desierto predomina en este territorio que enriquece la mirada por su colorido y festividad. Abundan también las salinas y la vida vegetal suele ser escasa, sobre todo en las zonas más norteñas como lo son Jujuy y Salta.

Fuerza de habitantes: la energía creadora

Las altas temperaturas, el sol que carcome y un cierto escenario inhóspito pueden hacer de la Puna un espacio duro para la subsistencia. Es uno de los sitios más altos donde se aloja población en Argentina y cuando se la visita puede producirse el llamado «mal de la Puna» que hace que los movimientos sean más lentos y se incremente el cansancio por la falta constante de oxígeno. Los nativos de la región, si bien mantienen ese andar parsimonioso, abundan en cantos y producciones artesanales que complementan el colorido que los cerros trazan.

Vida puneña

En las zonas más bajas viven los coyas. Ellos se encargan de la criá de vicuñas y llamas, del hilado de sus lanas y del posterior tejido con los mismos, de ropa y de telares. Son típicos los ponchos, los abrigos y los clásicos instrumentos musicales por ellos también creados tales como la quena de madera o el sikus.

El paisaje y sus propuestas

Se encuentra dentro de la Puna el punto más norteño que se identifica del país: la Quiaca. Es el extremo con el cual se determina toda la extensión nacional hacia el punto más al sur que es Ushuaia. En la Quiaca se encuentra la frontera con Bolivia por lo que se puede ver más vigilancia de Gendarmería debido a este aspecto.

Si alguna vez escuchaste «Me tuve que ir a la Quiaca hasta encontrarlo» es porque efectivamente todos sabemos que es el punto más lejos del mapa y ahora también sabés que forma parte de la llamada Puna.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Cuando los habitantes de la Puna se encuentran «apunados» por la diferencia de alturas mastican hojas de Coca. Con ellas logran destaparse los oídos para no perder la estabilidad.

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin