Política de sustentabilidad

Los 3 desafíos del pulpero

Preservación del medio ambiente y del terruño

  • Respetar la naturaleza y la biodiversidad.
  • Valorizar la agricultura de subsistencia en detrimento de la agricultura intensiva.
  • Promover prácticas productivas ecológicas y responsables.
  • Reintroducir productos desaparecidos, olvidados o descentralizados al mercado local.
  • Promover la autosuficiencia energética (equipos para generar electricidad, agua caliente y frío/calor de modo ecológico).
  • Practicar y facilitar el reciclaje de los residuos (colocación de contenedores de cartón y plástico, y recuperación de los residuos orgánicos para el abono de la huerta).
  • Limita los despilfarros relacionados con la producción, el embalaje y el transporte (embalajes en papel reciclado, botellas consignadas).
  • Cultiva hierbas aromáticas, frutas y verduras en su huerta orgánica donde también se crían gallinas, conejos y gansos.

Implicación social al servicio de la comunidad nacional

  • Revalorizar el trabajo y el estatuto del agricultor y el artesano, sosteniendo su adhesión al terruño.
  • Reforzar la identidad de estos actores sociales gracias a las técnicas de comunicación modernas (Internet, foros online, videos).
  • Verificar que los colaboradores remuneren a sus empleados sin distinción de origen, género o religión.
  • Fomentar un entorno de trabajo saludable y seguro que garantice el bienestar y las condiciones adecuadas de seguridad e higiene.
  • Facilitar el acceso al aprendizaje y a las capacitaciones específicas para que los productores puedan evolucionar profesionalmente y responder a los imperativos actuales del mercado, revelando sus capacidades y sus talentos.
  • Sostener a los productores en el contexto de una economía sustentable.
  • Incentivar al consumidor en su búsqueda de identidad.
  • Trabajar en la difusión de la identidad cultural argentina contenida en los productos y sus respectivos procesos de elaboración.
  • Funcionar en el barrio como centro social, promoviendo iniciativas destinadas al bienestar y a la integración de sus vecinos.

Defensa de la cultura, historia, patrimonio y del saber hacer local

  • Invitar al consumidor a preguntarse sobre el medioambiente local, sus incógnitas y lo que está en juego.
  • Desarrollar el consumo local, respetando las raíces culturales y reforzando la identidad y cohesión social.
  • Sensibilizar y reconciliar al consumidor con su patrimonio y estimular la toma de conciencia sobre su inmensa riqueza.
  • Sostener el aprendizaje del saber hacer local tradicional y su transmisión intergeneracional.
  • Trabajar en la difusión de las técnicas agrícolas tradicionales.
  • Otorgarle vida a las tradiciones musicales y artísticas locales.
  • Potenciar la inventiva y la creatividad que revisten las tradiciones.