Solar Inti, al calor de la sustentabilidad

Recurriendo al sol como energía limpia e inagotable, Solar Inti abre el camino a nuevas oportunidades mediante el uso de cocinas ecológicas.

Había que meter los pies en el barro… O en la polvareda de los áridos caminos que ofrece el Norte argentino, allá donde la desertificación hace de las suyas y las oportunidades caen a cuentagotas. Sin embargo, el francés Pierre-Yves Herrouet y la argentina Josefina Ferrato entendieron de qué iba la cosa. O, al menos, el cómo aportar, más que un grano de arena, la semilla a partir de la que recoger siembra… y de la buena. Por lo que este par de emprendedores se metió en la cocina del asunto, y en el más literal de los sentidos. Al calor de la sustentabilidad, Solar Inti propone no solo una vía de cocción ecológica; sino un camino de desarrollo para los olvidados.

Inti asoma

Concebido en 2008, el omnipresente Solar Inti lleva a cuestas su iniciativa por Argentina Y Latinoamérica, generando oportunidades laborales y mejoras en la vida cotidiana de familias de escasos recursos. ¿Cómo? A través de talleres de fabricación de cocinas solares y hornos ecológicos. Sí, una caricia vital para el medio ambiente; más también un camino hacia la autonomía económica para sectores vulnerables. Solidaridad al 100% destinada a familias humildes, escuelas, comedores infantiles y mujeres emprendedoras. Una iniciativa motorizada por el corazón y el más benévolo y longevo de los combustibles. El adorado Inti, el sol.

Al horno

Donde la electricidad no llega, donde la vegetación es tan exigua que entonces resulta precisa una suerte de peregrinaje para hacerse de leña (apenas un litro de agua demanda la combustión de tres kilos), donde el humo remanente no desconoce víctimas (más de 4 mil personas mueren cada hora en el mundo por aspirar humo de cocción a leña) y donde la deforestación es voraz (en Argentina se pierden 34 hectáreas de bosques al día)… allí, allí sin dudas había algo por hacer. Pues, aún en medio de tan poco esperanzador escenario, vaya si hay ratos esperanzadores: en el Norte argentino se estima un promedio de 340 días de sol al año. Por lo que, sujetos a esta estadística, Pierre y Josefina entendieron que hacer uso de este recurso gratuito e ilimitado era la llave que ya ha abierto las puertas a un futuro mejor a más de 3.500 familias.

Dame fuego…y menos humo

Porque nada como el calor del hogar, de aquello que empieza por casa, sin dudas que la tarea de Solar Inti no solo era sólo instruir sobre esta revolución culinaria y sus maneras; sino también acompañar los cambios de hábitos frente a las nuevas formas de cocinar planteadas. En “sostener” radica buena parte del éxito, por lo que los usos y costumbres de las comunidades no son un dato menor. ¿Y si el uso de las cocinas ecológicas también trajera consecuencias positivas en otros aspectos de su cotidianeidad? Mayor disponibilidad de tiempo (las cocinas solares no implican “cuidar la comida” a todo rato), menos suciedad y lo dicho sobre los efectos negativos del humo en la salud. Sin embargo, el ahumado es innegablemente parte de la cultura gastronómica nacional. Ya sea desde el asado hasta las tortillas a la parrilla, el humo aparece como se ofrece como un más. Sin embargo, así como Solar Inti diseño cocinas 100% solares, también hornos ecológicos capaces de ahorrar hasta un 80% de leña y, por tanto, disminuir la cantidad de humo; más conservando el suficiente como para que los sabores no se vean afectados por su ausencia absoluta.

Abriendo puertas

Así la historia, las comunidades son capaces de reproducir sus platos tradicionales haciendo usos de las cocinas y hornos sustentables. Sin embargo, Solar Inti también ha plantado el camino inverso: ¿y si ésta nueva vía de cocción también ofreciera la chance de ampliar los recetarios locales? Pues, sí. Por lo que los talleres no solo se basan en la autoconstrucción de cocinas; sino también en enseñar a preparar y degustar otros alimentos. ¿Para solo consumo? Ni tanto. Solar Inti también fomenta la organización de ferias en las que comercializar los productos elaborados. Bien cabe destacar, en este sentido, los artefactos son pequeños, livianos y fáciles de transportar. Una puerta redonda al intercambio y la autonomía económica a bajo costo ambiental.

Medio día. Tal vez un día entero, es lo que insume un taller dictado por Solar Inti. Sumado luego a sucesivas visitas en las que Pierre y Josefina se aseguran, todo efectivamente funcione bien. Sin excusas, sin impedimentos, sin limitaciones. Pues ni siquiera es preciso saber leer y escribir. Apenas ganas de aprender, cocinar y prosperar. Todo cuanto supera hasta barreras idiomáticas. En tanto muchos pobladores hablan aún en sus lenguas originarias, dibujos, gestos y mucha práctica son parte del camino de enseñanza y aprendizaje. Un ida y vuelta que, por sobre todo, echa una mano a la loable y conjunta tarea de procurar un mundo mejor. Y por Solar Inti en eso andan…

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

Aplaudan, no dejen de aplaudir. La labor de Solar Inti le valió a Pierre el título de Abanderado de la Argentina Solidaria en 2016. ¿Qué tal? ¡Chapeau!

BIBLIOGRAFIA

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin