Costumbre

Somos fanáticos de la argentina, de sus bailes, de sus juguetes, de sus historias. Viajamos en el tiempo y las revivimos. ¡Vení con nosotros!

Parroquianos, clientela de primera mano

Hablar de pulperías sin hablar de parroquianos es como hacerlo de un teatro sin espectadores. A fin de cuentas, en la puesta cotidiana de estos “boliches” bien vale recordar que los pulperos se debían a su clientela, los también llamados “merchantes”. Ahora bien, ¿qué los hacía elegir entre una pulpería u otra? O, mejor dicho, …

Parroquianos, clientela de primera mano Leer más »

Pulperías porteñas: usted lo pide, usted lo tiene

Si acaso pensaba que las pulperías eran cosa de campo, pampa y más, vaya sabiendo que, en la porteña Buenos Aires, las hubo a troche y moche . Sí, señores. La Reina del Plata llegó a ser una de las ciudades coloniales con mayor cantidad de pulperías por habitante. Con decirle que, allá por 1813, …

Pulperías porteñas: usted lo pide, usted lo tiene Leer más »

Kizomba, ¿con alma de tango?

En lengua kimbundu su nombre significa “fiesta”, y a juzgar por el espíritu que encierra su coreografía, sí que se trata de una fiesta de la buena. Es que la kizomba no es una danza más, claro que no. Enlazando cuerpos y latitudes, su historia ha sabido abrazar influencias a  su andar. ¿Qué si cualquier …

Kizomba, ¿con alma de tango? Leer más »

El tropero va, el tropero viene

Tropero viene de tropa, aunque si está pensando usted en alguna connotación militar, sepa que le pifia fiero. Pues, más que de artillería pesada y munición gruesa, este hombre sabía de fardos y bolsas: de lana, de cuero, de granos… El tropero va, sí. El tropero iba, conduciendo las tropas de carretas desde y hacia …

El tropero va, el tropero viene Leer más »

Nuestra Señora Gaucha del mate, en tu santo nombre

De mano en mano, y de corazón a corazón. Así va el mate, cebada tras cebada. ¡Vaya ceremonia aquella! Y en el más religioso de los sentidos, pues el mate excede el mero concepto de infusión. Si lo sabrá usted, paisano… Ritual, filosofía, espíritu. El mate invita a compartir, y cuando no hay más fulana …

Nuestra Señora Gaucha del mate, en tu santo nombre Leer más »

Doma india, persuadime que me gusta

Rebencazo va, rebencazo viene. ¡Vaya valentía la del jinete! A puro salto y sacudida va el don, hasta que el pobre equino comprende que ya nada podrá hacer para librarse del hombre que lo monta. Así pues ¿de qué vale más castigo? Finalmente, se da por vencido. Está cansado, muy cansado, ya no se retoba, …

Doma india, persuadime que me gusta Leer más »

Padrinazgo presente, padrinazgo presidente

De lobisón a ahijado presidencial. ¡Vaya destino el de los séptimos hijos varones! Del mito a la legislada realidad, esta extraña transición bien tiene su explicación. Y si no se quiere quedar con las ganas, lea lo que se viene a continuación: un padrinazgo de aquellos, y sin exageración. Desde Rusia, con superstición Todo comenzó …

Padrinazgo presente, padrinazgo presidente Leer más »

La vereda, esa sana costumbre argentina

Las callecitas de Buenos aires tienen ese que se yo…y las veredas no se quedan atrás. Tienen ese olor a barrio, a tarde compartida, a vida que pasa, que sucede, que compartimos puertas afuera. ¿Te acordás, hermano…? De los tiempos de la silla en la vereda. Silla donde reposa la vieja, silla donde reposa el …

La vereda, esa sana costumbre argentina Leer más »

Costanera Sur, las olas y el viento

Si el veranito porteño no le da tregua, péguese una refrescada de historia. Pues en la Buenos Aires de ataño, a falta de mar, bueno era el río. Y el balneario Costanera Sur, ni le digo. ¿Acaso la Reina del Plata alguna vez tuvo playa? ¡Claro que sí! Felices los veraneantes que en plenas aguas …

Costanera Sur, las olas y el viento Leer más »

Pava matera, no hay dos sin tres

Si el mate es cosa seria por los pagos nacionales; ni le digo lo que la pava. Ya sea de aluminio, loza, acero inoxidable, barro o cuantos etcéteras se le ocurran, lejos está de ser un simple compañera. La pava es pava, sí, pero no es ninguna pavada. De entrañable amistad con el mate argento, …

Pava matera, no hay dos sin tres Leer más »

Herradura, a suerte y puntería

En el patio de la casa, en los fondos de almacenes y pulperías, en los campos…Herrero a su herradura, sí, cada una de las cuales concebían yunque mediante. Mientras, en los citados escenarios, unos cuantos se frotaban las manos por aquellas otras que pasaban a mejor vida: gastadas, inútiles para el herraje de caballos, viejas …

Herradura, a suerte y puntería Leer más »

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba