Gallina mapuche, o no todo lo que brilla

El ave de los huevos azules que le ganó de mano a los conquistadores.

¿En serio nos comimos el cuento de que Cristóbal Colón fue el primero en llegar a América? La realidad es que este prodigioso personaje no fue tan pionero en el Nuevo Mundo como la gallina sin cola, que produce huevos azul verdosos y no tiene pasaporte europeo. La gallina mapuche es la única en su especie que se caracteriza por ser doméstica y prehispánica. A diferencia de las criollas, ella no picotea.

«Los relatos antiguos hablan de un pacto entre gallinas y gente de la tierra. Las gallinas darían a la gente huevos azules, la gente de la tierra les entregaría cuidado y honraría su presencia en las ceremonias de agradecimiento o de ruego. Fue un acuerdo recordado en los cuerpos de colloncas y ketros, que transmiten el mensaje del huevo azul cuando el pacto se respeta.” Angélica Celis Salamero.

El origen de esta ave ha planteado numerosos interrogantes. La principal controversia radicaba en la preexistencia de estas gallinas ante la llegada de los europeos al continente. Como diría Jack el Destripador, vamos por partes. Es bien sabido que los mapuches tuvieron contacto con tribus polinesias a partir del siglo IX. De hecho, numerosas palabras del mapudungun tienen origen polinesio, como “toqui” que significa “jefe de guerra”. Créase o no, esta gallinita fue introducida en nuestro territorio gracias a las migraciones polinesias previas a la llegada de los peninsulares.

El análisis genético de sus huesos demostró que, en efecto, pertenecían a especies típicas de aquellas islas paradisíacas y que llegaron a la región al menos un siglo antes que los españoles. El color precioso de sus huevos se debe al depósito de pigmentos causado por un gen muy particular. El pigmento azul se concentra en el aparato de puesta de huevos y se deposita en el carbonato de calcio que forma la cáscara del huevo. Por esta razón, la cáscara de los huevos toma esa tonalidad azulada tanto por dentro como por fuera.

NO ME DIGAS!

  • Es la única gallina sin cola y debido a esta particularidad tiene algunos problemas para reproducirse. El peso promedio de uno de sus huevos azules es de 59,5 gramos y su cáscara es más gruesa que la del huevo marrón.
  • 1500: Una crónica mapuche da cuenta de la crianza de esta gallina.
  • 1519: Fernando de Magallanes atracó sus naves en la Bahía de Santa Lucía y cargó estas aves en sus bodegas.
  • 1914: Durante una exhibición de la gallina mapuche, Salvador Castelló de la Real Escuela de Avicultura de España creyó que estaba descubriendo una nueva especie y la bautizó Gallus inauris.
  • 2007: Un grupo de antropólogos chilenos y neozelandeses anunciaron haber encontrado unos 50 huesos de pollo de gallina mapuche en el sitio arqueológico prehispánico de El Arenal.

QUE SE YO!

PARA CHUSMEAR

  • Archivo

    VINO TINTO CARCASSONNE

    Valorado en 0 de 5
    Leer más

    Combinación exacta de la estructura y potencia del Cabernet Sauvignon con la dulzura de los taninos del Malbec. Un clásico Argentino siempre junto a nuestra parrilla. En los años 40 era el elegido del la familia Perón.

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba