Jessica Khadjoyan toca la campana de la pulpería