Cauquén, el migrante del Nuevo Mundo