Misiones, un edén de color rojo