Doma india, persuadime que me gusta

Rebencazo va, rebencazo viene. ¡Vaya valentía la del jinete! A puro salto y sacudida va el don, hasta que el pobre equino comprende que ya nada podrá hacer para librarse del hombre que lo monta. Así pues ¿de qué vale más castigo? Finalmente, se da por vencido. Está cansado, muy cansado, ya no se retoba, …

Doma india, persuadime que me gusta Leer más »