¡Cuidado! Fragata Sarmiento, tango a bordo