Che Guevara: pasión, doctrina y revolución

Una personalidad fuerte y determinante que supo mirar el entorno con afán de cambio.

Argentino de nacimiento, cubano por elección, Che Guevara es sinónimo de revolución en el mundo entero. Su imagen y recia mirada sigue siendo aún hoy estandarte de quienes buscan con ideología y práctica, modificar algo del orden establecido.

La gesta de su espíritu humano

Una ascendencia de familia acomodada fue tal vez un raro comienzo para una personalidad que luego sería tan despojada; sin embargo, ese entorno le permitió a Ernesto Guevara, dedicarse sin complicaciones a una buena formación que lo encontró en 1953 con un título de Médico de la Universidad de Buenos Aires. Antes de volverse médico, el Che había tenido una infancia sin más complicaciones que sus afecciones de asma debido a las cuales residió en Córdoba durante largo tiempo. En Alta Gracia, dentro de aquella provincia, se encuentra la que fuera su casa de residencia y hoy es un museo que contiene numerosos recuerdos y pertenencias de uno de los más famosos revolucionarios que influyera en la patria Cubana.

Inquietudes y desafíos

Luego de su etapa de formación, tuvo  el Che ese momento de acción en que deseaba trasladar todos los conocimientos adquiridos a la vida misma y es en ese momento cuando, finalizados sus estudios de medicina emprende un viaje de reconocimiento por Venezuela, Guatemala, Perú y Ecuador. Ve con preocupación cómo todos los territorios se hallaban amenzados por el dominio imperialista de Norteamérica y en reacción a lo que vivenciaba se afianzaba cada vez más a su ideología marxista que profundizaría cuando, tras conocer a Fidel Castro en México, llega a Cuba en 1955.

Cubano por elección y más impulsos de justicia

Como médico pudo participar de la guerrilla que ingresaría a La Habana de la mano de los hermanos Fidel y Raúl Castro. Fue allí donde lograron dar fin a la dictadura de Batista en 1959. Ya adquirida la nacionalidad cubana que se le fue otorgada bajo el nuevo régimen, recibió también dentro de Cuba cargos ministeriales hasta que su inquietud justiciera pudo más y se marchó hacia el Congo donde comenzó a poner en práctica esa teoría que solo con acciones de insurrectos armados se podría luchar contra el imperialismo. Su táctica consistía en plantarse en Bolivia para desde allí dirigirse con la misma propuesta de levantamiento hacia Chile, Perú, Paraguay, Brasil y Argentina. Sin embargo, lo que él propuso como centro de operaciones sería finalmente su lecho de muerte. Capturado, asesinado y expuesto como presa, el cuerpo de Che Guevara estuvo por muchos años sin ser hallado. En 1997 se localizaron finalmente con el posterior traslado a Cuba para su sepelio.

Tan pocas líneas no permiten dar cuenta de esa inquietud de espíritu que supo, por sobre todas las cosas, bajar la ideología a la acción y dejar una doctrina, entonces, en función de este impulso.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Existen varias películas en torno a la figura de Che Guevara que influyeron en gran medida en la difusión más masiva de su imagen. Una de ellas fue Diarios de Motocicleta (2004) que describe el viaje por América del Sur realizado por el Che y su amigo Granado durante 1953.

BIBLIOGRAFIA

  • Che Guevara, el espíritu de la revolución, Jean Cormier, Blume, Buenos Aires, 2011.
  • Diario de un combatiente, Ernesto Guevara, Ocean Sur, Argentina, 2011.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin