La reina de las cortadoras de fiambre

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Tener una Berkel es tener una joya. Es como una Ferrari, aunque en vez de manejar un auto, manejás jamón. Es la cortadora de fiambre más célebre del universo. Verla girar es quedarse mirándola fijo como un niño. Probás cómo corta un embutido y…

Un carnicero con una idea de genial

Wilhelmus Adrianus Van Berkel nació en Enschot, Holanda, el 5 de febrero de 1869 y se fue a Montreux, el 11 de diciembre 1952. Comió todos los días jamones cortados muy finos… y así, llegó 1893. Van Berkel fue un carnicero con una gran pasión por la mecánica. Quería construir una máquina que le permitiera cortar las rebanadas de carne sin tener que recurrir al manual del corte con cuchillo. Después de innumerables intentos infructuosos… ¡Eureka! El 12 octubre de 1898, nace la  «Ferrari dei salumieri» en la fábrica de Rotterdam, para el gran placer de todos los carniceros y gourmets. El principio es simple. Una cuchilla cóncava gira perpendicularmente contra una placa móvil, que va de ida y vuelta, y que se apoya en la pedazo de carne a cortar. Dada la gran utilidad práctica de la nueva invención, el éxito de la empresa Berkel es inmediata… y mundial.

Van Berkel Patentes Company fue una de las primeras empresas en ofrecer a sus clientes el sistema de pago a plazos. Así es, esto no es una invención argentina. Durante la Primera Guerra Mundial, la compañía de Van Berkel se diversifica, empieza a hacer balanzas comerciales, tornos de alta precisión y hasta aviones.

 Las iniciales “Deutsches Reichspatent DRP” (German Empire Patent) estaban plasmadas sobre los primeros modelos «A».

Cuidado con los dedos

Este Holandés revolucionó el trabajo de los carniceros al permitirles cortar piezas mecánicamente, evitando el cuchillo. La realidad es que al tener la hoja que hace el corte con una ligera ondulación, las piezas de fiambre quedan totalmente simétricas y al probarlas, se puede apreciar la textura. Los 100 gramos de jamón se convierten rápidamente con la Berkel en 15 ó 20 fetas casi trasparentes, pero que en la boca de cualquiera están lejos de pasar desapercibidas.

Una historia argentina

La historia de la patente Van Berkel continúa con una sucesión de nuevas fábricas alrededor del mundo. Copenhague y Zurich en 1909, París en 1911, Milán en 1918, Londres en 1933, Estocolmo en 1911 y Barcelona en 1919. Pero primero, S.A. Sud Americana Van Berkel estuvo Buenos Aires en 1905. ¿Por qué? La razón es incierta. La realidad es que los distintos modelos -y originales, por cierto- de la marca Berkel se encontraban por todos el país. Actualmente, estos se restauran y se venden a precios altísimos.

W.A Berkel inventó una máquina inmortal y bien sabemos que las cosas inmortales no tienen precio. Estas viven de generación en generación. Por favor, si tenés una Berkel, ponéle un poco de aceite, hacéla girar cada día, y así, tus nietos conocerán el corte de jamón más fino.

NO ME DIGAS!

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

QUE SE YO!

Haz clic en el botón editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

PARA CHUSMEAR

1
Gracias por su consulta. Lo esperamos en Defensa al 1344 del miércoles al domingo de la 12hs hasta la medianoche. Haga su reserva online aquí: http://pulperiaquilapan.com/
Necesitaría algo más?
Powered by
Ir arriba