Luis Alberto Spinetta, poeta inmortal

Fue uno de los pioneros del rock nacional y su obra es una de las más influyentes del género en Argentina y Latinoamérica.

Salí al patio de mi casa y me sorprendió una sombra en el pasillo. Di un paso hacia atrás y miré hacia arriba. Vi al Flaco parado en su techo, algo que él nunca había hecho. Le pregunté qué estaba haciendo y me dijo que estaba buscando a Dios”, narra el profesor de inglés y vecino de Luis Alberto Spinetta, Paul Perry, en su libro «My Neighbor, The Skinny», donde cuenta sus momentos compartidos con el músico.
Esa anécdota, ocurrida poco tiempo antes del fallecimiento de “El Flaco”, en febrero del 2012, podría sintetizar las búsquedas que el músico realizó en sus 62 años de vida, ya que todas lo condujeron hacia una obra admirable. Su exploración poética lo acercó a autores como Arthur Rimbaud, Michel Foucault y a aquel cuyo apellido sería el nombre de su obra cumbre y uno de los discos fundamentales del rock nacional: “Artaud” (1973).

La poesía comienza

A los 12 años, Spinetta inició su increíble carrera musical con un concurso nacional de canto. Músico autodidacta, comenzó tocando en grupos con compañeros de escuela, y si bien fue el Flaco parte vital de muchas bandas de nuestro rock nacional, su exitosa y prolífica vida musical se recordaría por siempre como esencialmente solista. El Flaco, en las pocas ocasiones en que se interesó por explicar lo que hacía -principalmente en el libro de Eduardo Berti, Spinetta: Crónica e iluminaciones-, contrapone el sufrimiento y la locura de Artaud con la redención por el amor que preconizada John Lennon. Y tampoco es casual, entonces, que fuera justamente Lennon quien exteriorizara en público las raíces de su sufrimiento más profundo en el álbum John Lennon/Plastic Ono Band de 1970, cuya fragilidad resulta indisociable del trabajo de -emocional y musical- constituye un antecedente ineludible del poeta francés.

Las bandas

Spinetta lideró varios grupos que fueron los pilares del rock en nuestro país: Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade, y Spinetta y los Socios del Desierto. Compuso canciones emblemáticas como Muchacha ojos de papelRezo por vos, Rutas argentinas, Plegaria para un niño dormido y Seguir viviendo sin tu amor, entre otras. Uno de sus compañeros musicales -quizás el mejor- fue Charly García, quien evitó durante un tiempo hablar del fallecimiento del Flaco, hasta que fue inevitable hacerlo. En el único reportaje de García al respecto, reconoció que le hubiese gustado «hacer varios temas de Spinetta», al tiempo que señaló que su «desaparición es un agujero casi imposible de llenar».

Tuvo su despedida

El 4 de diciembre de 2009, el poeta del rock argentino decidió festejar sus 40 años de trayectoria con un recital que se llamó «Spinetta y sus Bandas Eternas», donde reunió a la mayoría de sus antiguos compañeros musicales y a muchos invitados, entre los que se encontraban Charly García y Gustavo Cerati. Al recital, que duró más de cinco horas, asistieron 40 mil personas y fue la último gran aparición del Flaco. Tuvo su despedida Spinetta, aún precoz, pero no sin la oportunidad -que no todos tienen al final-, la de hacer lo que mejor sabía para aquel que estuviera abierto a escuchar: música que no era de acá.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Ante la pregunta «¿Cuál es el gol del músico?» él respondía: «Que la gente disfrute un tema como un gol adentro del alma, que le llegue. Aunque creo que el del fútbol porque nadie puede llegar a su casa y decir: ‘Vieja, ¡qué bronca!, nos hicieron un gol sobre la hora’”.
  • Spinetta era un apasionado del fútbol e hincha del equipo River Plate.
  • Tuvo cuatro hijos, todos dedicados a la música: Dante, Catarina, Vera y Valentino.

BIBLIOGRAFIA

  • My Neighbor, The Skinny, Paul Perry, Editorial Dunken, 2012.
  • Luis Alberto Spinetta, La Guía Definitiva, Revista Rolling Stone, edición de colección, 2013.
  • Sitio oficial de Spinetta

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin