Un opinólogo para toda duda

No saben absolutamente de todo, pero ¡Cómo entretienen!

Saben de todo, no presentan dudas y siempre tienen una respuesta para darte: son los opinólogos, un tipo bien argentino y auténticamente nacional. Seguramente tengas uno entre tu familia o amigos y si no encuentras un opinólogo, es porque ese ¡sos vos!

Carácter y naturaleza del Opinólogo

Nacieron desde que el mundo es mundo con la necesidad de la población de encontrar una respuesta a todo. Leen algo, pero hablan mucho más y entonces con pocas líneas de conocimiento pueden hacer un discurso capaz de convencer… a casi nadie, ¡pero cuánto divierten! Lo bueno de los opinólogos es que nunca te dejarán con la conversación inconclusa y mucho menos con una duda porque lo que no se sabe, ¡se inventa!

El opinólogo en nuestros medios de comunicación

Puede que la “opinología” pueda dividirse entre la profesional o la amateur. El opinólogo puede creerse profesional en un área pero no lo es nunca y la diferencia fundamental entre uno y otro tipo es que el profesional opinólogo se presenta en paneles de televisión o demás medios y da cuenta de ese saber total mientras que el amateur se encuentra en las veredas, en los supermercados, en la cola del banco y en las fiestas familiares. Lo cierto es que el opinólogo es un grupo social de este tiempo que cuanto más avanza la sociedad, más crece.

Aníbal, “un pelotazo en contra”: el primer opinólogo famoso

Encarado por el actor Juan Carlos Calabró, fallecido en el año 2013, nació un personaje que podría ser considerado el surgimiento del opinólogo en los medios. Era Aníbal “un pelotazo en contra” que de todo sabía y siempre una historia tenía para contar. Claro que esos comentarios partían de su propia vida y lejos estaban de considerarse verdades, pero construía una red de versos, mentiras y fantasías que acaparaba la atención y risas de un público televisivo masivo.
¿Te quedó alguna duda? Buscá al opinólogo que tengas más cerca y rápidamente te podrá completar con más información.

FOTOTECA

RUBRICA

INSOLITO

  • Etimológicamente la palabra «opinología» se construye con el verbo en latín latín «opinari», que significa formar o tener opinión y logía, que es un sufijo para designar a la ciencia. Así podemos concluir que la «opinología» es la «ciencia de la opinión».

BIBLIOGRAFIA

  • Si querés convertirte en un opinólogo, podés comenzar por este libro: Una breve historia de casi todo de Bill Bryson, RBA, España, 2005.

PREGONERA

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin